sábado, 21 de junio de 2008

MARROQUINERIA ARTESANAL

Imagen de producto marroquinero, tomado de Google




El cuero es una materia prima que ha acompañado al hombre en toda su historia. Desde cuando lo utilizó para proteger su cuerpo desnudo, descubrió su calidad, versatilidad y resistencia. Primero fue el abrigo, que se convirtió en vestido. Después vinieron las sandalias y los zapatos. Fue escudo, moneda y soga. Con él se fabricaban pergaminos, se cubrían cofres de madera y se elaboraban todo tipo de objetos no siempre útiles, sino bellos.




A medida que la actividad del hombre se ha hecho más compleja y requiere una mayor comodidad, el cuero ha ido tomando las más variadas formas, auxiliado por los adelantos de la tecnología. Hoy no solo se fabrican maletas, portafolios y marroquinería en general, sino que se hacen sillas de montar, aperos, guantes industriales y muebles. El cuero va con la moda en el diseño de chaquetas, faldas, pantalones, accesorios como cinturones, zapatos, bolsos, botas, billeteras, etc. En las últimas décadas esta industria colombiana comenzó a competir con los grandes productores mundiales. Hoy abastece la demanda nacional y se distribuye en el mercado internacional.



La industria del cuero cobija un número apreciable de líneas. Quizás la más amplia es la marroquinería, también la que ha crecido más rápidamente y la que mayor éxito ha tenido tanto en el ámbito nacional como internacional. Agrupa productos como maletas, maletines, bolsos, papeleras, porta documentos, porta vestidos, porta gafas, porta chequeras, libretas, billeteras, monederos, pulsos para reloj, cinturones, porta cámara, entre otros. Los fabricantes crean nuevos estilos e interpretan las necesidades del mundo actual.



Hoy las manufacturas de cuero hechas en Colombia están presentes en los más exigentes mercados internacionales. Los artículos para escritorio, cinturones, bolsos y carteras, junto con la marroquinería y las confecciones, se han convertido en uno de los principales renglones de exportación del país.



Todo esto demuestra que la industria del cuero en Colombia es un sector dinámico que busca cada día mejor calidad para presentar ante el mundo artículos finos con diseños de moda.
Oficio.



La marroquinería es el trabajo de corte, costura, doblado y pegado del cuero, mediante el cual se elaboran carteras, monederos, maletines, fundas, estuches, cinturones, correas, guantes, prendas de vestir, entre otros.



Herramientas.



En sus procesos, se utilizan cuchillos, piedras de rebajar, martillos, cortaesquinas, cizallas, punteadores, brochas, agujas, fileteadoras, sacabocados, leznas, compases, plegadores, armadores, entre las herramientas más usuales. Este equipo se amplía con máquinas planas y de codo, desbastadoras que son las de mayor utilización. Marroquinero es la nominación a su experto.




Artículo tomado de Artesanias de Colombia

1 comentario:

leticia dijo...

muy lindo lo que cuentas, me gustaria ver mas productos